miércoles, julio 25, 2007

Nuevo (y distinto) viaje a los sueños polares

Bueno, ya me he introducido en mi nueva vida veraniega, la cual me encanta, por cierto (y eso que sólo hace unas 3 horas que hice la última actualización).
Antes de empezar, he dedicado un rato a sacarme espinitas clavadas: he visto "El sargento de hierro", película que era para mí una asignatura pendiente, y he comprobado que, en efecto, el Sargento Tom Highway suelta los mejores y más graciosos tacos de la historia. Confirmado: Clint Eastwood sólo abre un 5% de sus labios para hablar.

Y a continuación me he dedicado a sacarme 2 espinitas musicales. La primera es que, tras años de intentos, he conseguido encontrar (y comprar) el CD de Family. Los 3 años que he ido al FIB, lo había tenido en mis manos, sin suficiente dinero para comprarlo, pero a la tercera va la vencida. Esto enlaza con la terapia que estoy haciendo.

Hace muchos meses ya, en una de mis épocas, digamos... difusas y destructivas, me prohibí, como medida de prevención, escuchar música triste (o, para ser más preciso, la música que Yo considero triste). Lo principales afectados fueron Coldplay, Nacho Vegas, y, precisamente, Family.
En el caso de Coldplay, no era necesaria la prevención. En el caso de Nacho Vegas, no sólo no me afectaba, si no que ya no me gustaba ni la mitad que antes. Quedaba el plato fuerte: escuchar "Un soplo en el corazón" de Family, y no morir en el intento.

Pues bien, llevo 7 canciones, y no solo sigo vivo, sino que ahora quiero ser uno de esos poperos con edad y pedigrí, que en ciertos momentos he visto llevando camisetas en las que se leía "Family, volved YA" (Bueno, querría llevar la camiseta, lo demás no).

Y llega la canción 8, "Viaje a los sueños polares", así que le he dado al Pause, porque esta canción, a la que preferiría llamar "Himno generacional" (¿Todos tienen que ser de Los Planetas, o que?) merece ser escuchada a oscuras, sin escribir, a punto de soñar. Y eso haré.

Pero antes, voy a buscar unas tijertas en este Tetris gigante que es mi cuarto, para cortar mi pulsera del FIB y guardarla junto a las demás. Un pequeño ritual que me devuelve a la realidad. Además de que hará que deje de estar marcado como una oveja cualquiera.

Buenas noches. Mañana me espera un día duro. Y probablemente perfecto.

7 Comments:

Blogger Bamf! said...

Por cierto, realmente este artículo fue escrito anoche a la 1:30 de la madrugada. Las horas engañan.

11:02 a. m.  
Anonymous yuhu said...

Pero la cancion de "Viaje a los sueños polares" no es de La Casa Azul?

12:11 p. m.  
Anonymous yuhu said...

Por cierto, que bien me lo he pasado en el FIB!!

12:12 p. m.  
Blogger Bamf! said...

Madre de Dios de la virgen del amor hermoso.

Antes de que te mate:

Lo de "La casa azul" es una versión que hicieron para el disco "Homenaje a Family", no es suya ni de coña. En ese disco ninguna versión está a la altura de las originales (de hecho, hay gente que aún busca a Astrud para matarlos, por lo visto), aunque he de reconocer que la de LBV me hace bastante gracieta (en el buen sentido).

Bajate el dico de Family, mujel.

1:31 p. m.  
Anonymous yuhu said...

Venga matame si te atreves!
Que además no he encontrado en el Emule a ese grupo asin que...
Y cuando tengas todas las fotos del FIB te doy un CD y me las grabas por fa.
muak!

2:12 p. m.  
Blogger robgordon said...

El Sargento de Hierro es la más puta,jodida y salvaje película de Clint, que no solo abre poco la boca para hablar sino que también lleva siempre los pantalones subidos hasta el sobaco...

Y en cuanto a las canciones tristes...hago la inevitable mención al Rob Gordon de "Alta Fidelidad" y a su frase; "No se si estoy triste porque escucho música pop, o escucho música pop porque estoy triste".

P.D: He vuelto del FIB más negro que el tizón...

Salu-2.

12:36 p. m.  
Blogger Bamf! said...

Si señor, creo que le tuvieron que amputar los testículos tras esa peli. Por eso es tan duro, no tiene miedo a sufrir daño en los huevos porque... porque no tiene. ¡Dios mío, ahora todo tiene sentido!

Tu habras vuelto negro, yo he vuelto con lepra.

Esa frase de Alta Fidelidad es una de mis favoritas ;-) (no de la peli, sino del cine en general).

Voy a comer y me paso por tu blog.

2:30 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home