miércoles, agosto 01, 2007

¿Corazón tan negro?

Un domingo hace unas 2 o 3 semanas, leí en El País el artículo de Elvira Lindo que venía en el suplemento, artículo de esta gran mujer a la que aún no he conseguido pillarle el punto. Para mí, como digo, es muy grande. De hecho, tomarte unas cañas con ella debe de ser el no va más del descojone, si no fuera porque a la muy señoritinga le ha dado fuerte con su obsesión de NY (léase "Níu Yor" o "En Güai"). Pero, en términos literarios, no tengo del todo claro cuando me gusta o cuando me hace chichones, como dice mi santo padre.

Este artículo en cuestión (éste si, este me gustó) trataba, o al menos empezaba, con una discusión que tuvo con un coetáneo en su época hippiosa, oseasé, mediados de los 70. El interfecto tendía a ensalzar a sus músicos favoritos y darles la categoría de dioses. Es algo que me molesta mucho y que, por desgracia, he hecho en muchas ocasiones. Pero la cosa es que estoy deacuerdo con la señorita Elvira cuando digo que, el hecho de que una persona o personaje tenga un don casi sobrenatural para música, no le salva de ser un/a completo gilipollas.

Y ejemplos los hay a cientos (¿por que resuena en mi cabeza la palabra "Gallagher"?). Automáticamente, tras terminar de leer el artículo, comencé a pensar en Amy Winehouse, y a imaginarme una hipotética discusión sobre ella con algún fan.

[Pequeño inciso: os preguntareis (o no, quien sabe) cual es la utilidad de imaginar una discusión imaginaria. Bueno, os explico. Estaba en La Manga. encerrado. Y aún me quedaban 4 días más allí (llevaba 8). Viviendo allí, sin relación con nadie salvo con mis padres (no tengo ninguna queja de eso, sólo estoy describiendo la situación) y de lo único que podía discutir con ellos era de los estudios... Y no, gracias, no fumo, que ya me conozco la cantinela. Así que perdonadme si algunas de las discusiones musicales que tuve fueron imaginarias.]

"Una caja de cerillas, un cucurucho de helado, un bonobús... No, no llevo nada más en el moño."

Amy Winehouse. Increible voz, habría que ser sordo para negarlo. ¿"Canciones para corazones rotos que harían llorar a Billie Holiday y Nina Simone"? Ya. ¿"Prince la ha invitado a su gira"? Claro. ¿"Jay-Z y Snoop Dog se declaran admiradores suyos"? Hombre, por supuesto. Y estaba deacuerdo, hasta que leí en la Rolling Stone de Julio (otra cosa no, pero leer estupideces, las que querais) el reportaje sobre ella, gracias al que me enteré de que, además de alcohólico-drogadicto-autodestructiva (¿que demonios les pasa hoy en día a los artistas? Bueno, ahora que lo pienso, hoy y siempre...) tiene, con sólo 23 años, una brutal relación de dependencia con su "amor de toda la vida", con el que lleva un año y pico, y con el que, por supuesto se casó hace unos días en un arrebato.

"Las canciones de Back to Black se escribieron solas, hablaba de mi relación con Blake, del daño que nos hicimos. Creí que no volveríamos a vernos. A él le hace gracia, pero a mí ninguna, quería morirme."

Claro que le hace gracia, pedazo de crédula. Como que a él no le importas ni la mitad que él a tí. Se llama fama. ¿Cuantas veces te han hecho el timo de la estampita, Amy? Se sincera...

La frase, preciosa oiga, casi tan bonita como la que dijo a continuación, tras una pregunta de la periodista: "Perdona, no te presté atención; estaba pensando en Blake". Pre-cio-so.

Ironía...

Pero claro, ¿quién sabe? ¿Debo fiarme de una revista que acuñó la (para mí) inolvidable frase, y cito: "Los Arctic Monkeys son mucho mejores que los Beatles, pero peores que T-Rex y Slade"? Dios mío, soy defensor de los Arctic como el que más, pero... ¿Estais locos? Abráse visto semejante despropósito... Además, ¿Cómo se califica a un grupo de "mejor que otro" tan facilmente? Puede gustar más o menos, tener más o menos popularidad, ser o no de tu estilo...

Comparar dos grupos de música de esa manera sería como compraar un armario y una cacerola. vale, el armario gana por goleada en el apartado "Capacidad", pero, ¿cual es el mejor?

Un armario

Por otra parte, y ahora que estoy enfrascado con Harry Potter, todo este tema de la objetividad periodistica me ha hecho pensar en Rita Skeeter, reportera del "Daily Prophet", donde básicamente inventa y tergiversa hasta puntos insospechados sus entrevistas, siendo un personaje de ficción que representa al máximo el sensacionalismo en la prensa que nos rodea hoy en día, llegando a ser el personaje más odiado por los fans.

"Ya me has oido Harold, o te cortas esas greñas, o este verano no hay Port Aventura."

¿Es siempre así, también en la vida real? En todo caso, hay que intentar sacar conclusiones propias, basandonos en todas las opiniones que podamos reunir. Mirad a mi padre, que antes se leía El País y el ABC. Pues claro hombre, sed un poco transigentes, leñe.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Holassss Agus

Pamplonica numero 1 , solo decirte que para burradas con los artic pues como la de la NME que saco los 10 mejores discos de la historia de la musica inglesa y puso el de debut de los Artic como el tercero mejor

11:35 p. m.  
Blogger Bamf! said...

Ya la verdad es que hay exaltados por ahí que se pasan... Que el disco es la ostia, pues sí, vale, cierto... Pero joder, ese puesto se lo merecen otros 1000 CD'S más míticos y geniales que él...

No se que pensar... La música no mola evaluarla... Es tan genial toda ella... Sigh...

1:53 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home