lunes, agosto 13, 2007

Invincible #12 - Padre contra hijo

Empezamos con la primera entrega de "Los mejores momentos de la historia del comic", sección para mi puro (y espero que el vuestro) divertimento, en el que trataré de mostrar los mejores, pues eso, momentos de todo tipo del mundo del comic. No me centraré en clásicos, ni comics necesariamente conocidos, de hecho, si esto sirve para dar a conocer grandes series o mini-series que habrían pasado desapercibidas, mejor que mejor. Desvelaré muchos detalles del argumento, así que si no quereis que os lo destripe, no lo leais. Espero que disfruteis.

-Breve resúmen: Invencible es una serie relativamente desconocida en España, probablemente debido al hecho de que está siendo publicada por Aleta, una de las llamadas "editoriales menores", lo que hace que no tenga toda la publicidad que tienen otras series. Aún así, su calidad ha conseguido que el quinto tomo recopilatorio ("Auténticos desconocidos") haya conseguido una segunda edición, aunque las ventas han podido seguir subiendo. Una segunda edición, para un comic en España, es todo un logro.

La historia, que ya ha alcanzado la treintena de números en nuestro país (repartidos en 8 tomos recopilatorios) nos presenta a Mark Grayson, un adolescente de 17 años, americano, con una vida normal y corriente. Pero en el primer número, su padre le revela que él es Omni-Man, el superhéroe más poderoso e importante de la Tierra (el equivalente a Superman en el universo Image, la editorial americana de la serie), y Mark, su hijo, empezará a desarrollar los poderes pronto. Mark se convierte en el superhéroe Invencible.

A mitad de la serie, los Guardianes de la Tierra (el equivalente a los Vengadores) son asesinados por Omni-Man, y en el #12, Mark lo descubre, lo que lleva a su padre a contarle toda la verdad sobre su planeta de procedencia, como está en el planeta para evaluarlo y debilitar sus defensas, y así poder ser conquistado por su planeta natal, Viltrum, en el que todos son igual de poderosos que él.

A partir de aquí, una mítica discusión padre-hijo con frases geniales ("¡A tomar por culo Viltrum, o lo que sea que me estás contando! ¡Me da igual si vivo un millón de años, este es mi hogar y no dejaré que lo destruyas!" al enterarse Mark de que envejece muchísimo más lento que los terrestres, o "Tu madre no significa nada para mí", respuesta de Omni-Man cuando Mark intenta hacer le entrar en razón.)

Y desde ese momento, una auténtica batalla (que acabará con miles de muertos) entre el superhéroe más poderoso y su hijo, que esta desarrollando los mismos poderes a gran velocidad, el cual, obviamente, recibe una monumentalísima paliza, hasta llegar al...

-Mejor momento: Omni-Man e Invencible se han recorrido el mundo a ostias, e Invencible está hecho papilla, cubierto de sangre, esperando que su padre le remate.

Omni-man: "¡Piénsalo Mark! ¡¡Piénsalo!! ¡Cuanto más crecemos, más despacio envejecemos! Vivirás más que todas las frágiles formas de vida de este planeta. ¡Vivirás para ver el fin de la civilización! ¡Todas las cosas, todos a los que conoces ya no existirán! ¿¡QUE TE QUEDARÁ DENTRO DE QUINIENTOS AÑOS!?"

Invencible: "Tú, papá... Aún me quedarás tú."

Omni-Man: "..."

Invencible: "¿Papá?"

Y una lágrima se asoma a los ojos de Omni-Man, antes de salir volando sin decir nada hacia el espacio.

-Razones: Porque Robert Kirkman es uno de los mejores guionistas de la actualidad (si mirais cualquier catálogo, vereis que prácticamente guioniza una tercera parte de los comics de ese mes) y cómo tal, ha sido ya nominado al premio Eisner y es cuestión de tiempo que lo gane. No sólo es el Maestro de los Zombies (creador de "The Living Dead", todas las series de zombies en general, y la ma-ra-vi-llo-sa "Marvel Zombies" en particular) sino que ssabe pasarse al campo de los superhéroes y hacerlo de manera fantástica, pero sobre todo, CREÍBLE.

Porque la credibilidad era lo que faltaba en los origenes de superhéroes como Spiderman o los X-Men, superhéroes que comenzaban en la adolescencia, y, en mi opinión, de una forma muy distante a como ocurriría en realidad. Y Kirkman consigue que Invencible sea creible, ayudado por un inspiradísimo Ryan Ottley, que vino al rescate de Cory Walker, el co-creador de Invencible, cuando este no pudo mantener la cadencia mensual de la serie. No sólo mantuvo el nivel, con un estilo de dibujo muy parecido (y genial),¡sino que además lo está haciendo mejor!

Y es por eso por lo que supongo que cuando leí invencible por primera vez, pensé: "Si pasara de verdad, pasaría así".

Y es eso amigos. Resumiendo: la serie tiene un dibujo brutal pese al trazo tan simple que tiene, los dialogos son divertidísimos en cualquier situación, y cuando de drama se trata, a la perfección. Os hablaría de lo bien que llevó el guionista las consecuencias de la pelea... Pero esto trata de sólo un mejor momento, no de los doscientos que podría escribir. Así que aquí me quedo.

Sólo una cosa más: se rumorea que Robert Kirkman ha llamado a su hijo recién nacido Peter Parker Kirkman. Por ese detalle, sea cierto o no, merece mi fidelidad eterna.

Buenas noches.

PD: Este y otros comics que querais conseguir, podeis pedirlos fácilmente en Comikers (Avenida de España, 3) y así complacer vuestros deseos friki-culturales. Dios bendiga a la publicidad gratuita.

2 Comments:

Anonymous yuhu said...

a mi me gusta tomar "Flora Pro Active" xDDDDD

te lo digo con cariño

1:43 p. m.  
Blogger Bamf! said...

Para quien no haya entendido la deliciosa ironía en las palabras de Yuhu, haré unas declaraciones:

En breve unos tubitos serán introducidos por mi cavidad anal y bucal, hasta alcanzar abismos insondables (¿si son insondables, podrán llegar las sondas?)y, con un poco de suerte, a encontrarse en medio del camino.

Todo esto, por petición mía, por supuesto.

Ya escribiré una entrada sobre ello.

2:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home