miércoles, septiembre 12, 2007

Welcome to the Jungle

Bruce Willis es John McClane. John McClane es Bruce Willis. Y al que lo dude, se le parte la cara, que así lo haría él.

Si el señor Willis ha actuado en "El sexto sentido", "El Protegido", "Pulp Fiction", "La muerte os sienta tan bien", etc, etc, es sólo para demostrar que puede interpretar más papeles cómo actor...

Pero fijaos bien, incluso en el resto de películas de acción que ha protagonizado, e incluso en la monumental "Pulp Fiction", Willis ha seguido siendo el protagonista de la ahora tetralogía de "La Jungla de Cristal" (antes me molestaba el título erróneo de la edición española, pero ahora ha alcanzado la calidad de mito, "La Jungla" es algo nuestro).

Hay quién dirá que eso se debe a que Mr. Willis tiene muy pocos registros interpretativos... Nah, en mi opinión, es porque Bruce Willis es McClane, y punto.

Intentaré de tratar el tema de forma objetiva, pero es prácticamente imposible, porque, a la hora de hablar de "La Jungla", soy, cómo acuñara Cels Piñol (siento citarle tanto pero, que quereis, me ha educado él) un Fan Letal.
La Jungla son miradas de chuloputa. Son tiros desde el minuto 5. Es 1 contra 100, sabiendo desde el principio que ese 1 lo va a pasar mal, pero va a ganar por goleada. Son frases gitanas, que por su realismo, se convierten en épicas, sin ni siquiera tener esa intencion.

En estos momentos me gusta recordar que hay dos tipos de cine: el cine "para pensar", y el cine para entretener.

Defiendo las películas englobadas en el cine "para pensar" cuando lo creo necesario, y obviamente hay tantas obras maestras en uno como en otro grupo (aunque los defensores del cine de autor turco-chipriota-franco-alemán en versión original me tocan la moral un poquito...)

Y el cine para entretener, como ya imaginareis, es aquel sin pretensiones. Aquel que te permite sentarte en la butaca (aunque soy máximo defensor del sillón orejero y el DVD), desplegar una sonrisa tamaño "King Size" y soltar eventuales "¡Que guapo!" o "¡Cómo mola!" en incluso, en ciertas situaciones "¡Diuuuuuus!". Hay ocasiones en las que, este cine nos deja mucho mejor sabor de boca que el otro.

[Ahora, el problema está en que ciertas personas preferirían recibir 15 latigazos de algún mienbro de la tripulación del "Holandés Errante" antes que reconocer que han visto, verían alguna vez, o mucho menos que les ha gustado, alguna peli de esas "cutres" o, como ellos llaman a todo el cine que no es el llamado "intelectual"; Películas Comerciales. Chavales, no sabeis lo que os perdeis con un buen "Piratas del Caribe" o "Sr. y Sra. Smith", un buen "Transformers" o, por qué no, una buena "Jungla".]

Para mí, cualquier edición de (variando sólo en la cantidad de carcajadas que provoca) "La Jungla" me parece el principal y mejor ejemplo de este cine sin más utilidad que entretener. Pero hay que diferenciar entre La Jungla y una película cualquiera de acción.

Una película de acción suele caracterizarse por: extras interminables, balas interminables, villanos indestructibles, y, lo peor de todo, protagonista tipo-duro indestructible también.

Y esos son los motivos del realismo (espero una paliza en cualquier momento) de "La Jungla": terroristas que se pueden contar con los dedos de dos manos, algo lógico, ¿porqué en las demás películas el malo tiene un ejército de sicarios, como si los repartieran de propaganda? El protagonista suele estar aquí fuera de lugar, es decir, no tiene armas, si las tiene, va mal de balas, y de indestructible, nada de nada señores, este protagonista es humano, recibe balazos, se da ostias, sangra cómo un cerdo y, lo más importante de todo: tiene tanta mala puntería como los malos.

Aquí hay muchas ráfagas de metralleta, en las que nadie le da a nadie. En "La Jungla", cuando alguien consigue acertar a su victima con una pistola, es porque, POR FÍN, se paran a apuntar. Nunca se les había ocurrido antes, ¿verdad?

El malo maloso suele ser el menos "duro de pelar" de todos, pero claro, el lo sabe, por eso se rodea de lo mejor de lo mejor, como se nos demuestra en las 4 películas, en las que siempre hay un sicario que, apuñalale, dispárale, golpéale... Nada funcionará hasta que le ahorques o le tritures.

Cómo en la vida real. XD.

Todo esto, más de lo mismo, lo de siempre, y mucho más, es lo que nos espera en "La Jungla 4.0" junto con las frases chavacanas y socarronas de McClane (en mi opiníon lo que hace que la serie sea tan buena) ese tipo duro, aunque normal, metido sin comerlo ni beberlo en una situación límite que escapa a su control.
Hay algo sorprendente en esta 4ª parte que me ha impresionado, y es que han conseguido que me de cuenta de la evolución psicológica de un protagonista de película de acción, los cuales, por lo general, suelen ser tan lineales y planos como una tabla de planchar.
En la 1ª parte, McClane estaba alerta y asustado (a su manera) en todo momento, hacía todo lo posible por pedir ayuda, y se hablaba a si mismo para mantener la calma, más que por chistoso. En la 2ª parte, McClane ya sabe de que va la cosa, y desde el principio, si haber empezado la acción, habla con la policía, aunque, como sabemos, no sirve de nada.
En la 3ª vemos a un McClane dehecho por su vida personal, curtido en todas las batallas anteriores, y, por su vida, o por estar hasta el gorro de que todo le pase a él, le vemos más decidido y directo.
Pues bien. "La Jungla 4.0" nos ofrece a un John McClane con 12 años más, que ha mantenido su trabajo, ha "establecido" su vida, y sabe todo lo que hay que saber de situaciones límite. Tiene bastante claro que, aunque se vea metido en un "fregao" con la magnitud de los anteriores, no tiene forma de escapar.
Kamikaze. El McClane de la 4ª entrega es un maldito kamikaze. Ha vivido tantas situaciones límite que directamente le importa un comino no recibir ayuda: se basta y se sobra, y él lo sabe. Conoce perfectamente las soluciones para estas situaciones, seguir adelante con ostias, tiros, mala leche, y una frase ácida apunto de ser disparada en cualquier momento.
Los secundarios, lo me más me aterraba de la película, han resultado ser una delicia: el co-protagonista hacker (Justin Long) se limita a su papel, sin robarle protagonismo a Willis, y compite con el en cuanto a frases graciosas estando a la altura. Los villanos: en su línea, malos malosos, con variedad racial, y, lo más importante, una chica (Maggie Q, excelente, rrrr).
Esto no es nada nuevo, ya la hubo en "La Jungla 3", la diferencia es que McClane lucha con ella, dando con diferencia la mejor pelea de toda la cinta. ¿Que hace McClane si se encuentra con una mujer que le sobrepasa en cuando a dotes de lucha? Reventarle la cara a tortas. Si señor.
A esto le llamo yo: igualdad de sexos en el cine.
Aprobado también para Cliff Curtis como jefe del FBI, sobresaliente para la hija de McClane, cuya inclusión en la película me aterraba, y ha resultado ser un... para que decirlo de otra manera: descojone. Sobresaliente igualmente para las escenas de acción, tanto las comedidas cómo las sobradas, todas dignas sucesoras de las 3 películas anteriores.
No he entrado mucho en detalles sobre esta 4ª entrega porque prefiero que lo veais por vosotros mismos, sólo un pequeño desliz friki para despedirme:
¿Que papel creeis que tiene en la película Kevin Smith, guionista de cómics, así cómo guionista, director, actor y productor de "Clerks", "Cerks 2", "Mallrats", "Persiguiendo a Amy", "Dogma", "Jay y Bob el Silencioso Contraatacan" y "Jersey Girl"?
"Yippie Kay Yay, hijo de..."
PD: Hacía tiempo que no me reía tanto a carcajadas en en cine.

1 Comments:

Blogger robgordon said...

He leido tu texto. Es entusiasta y reivindicativo, supongo que ante los palos que se está llevando la Jungla 4.0, que yo, aún sin verla, creo que debe ofrecer lo que promete, que no es poco.
A mi McClane me mola mucho.

Joderrrr, creo que hasta el Miercoles que viene no podré escaparme a verla...en fin...

Por cierto...recomendación del dia:
El grupo; Spoon, el discazo: "Ga Ga Ga Ga Ga"

Ahhhh, y que follen a los de la E.O.I, que son muy hijodeputas!

Ciao Bamfbino!

11:52 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home