miércoles, enero 30, 2008

¡Feliz 50 no-cumpleaños!

Que emoción, que emoción, no se que decir... (y por eso esta actualización va a ser una auténtica basura).
Señoras, señores, en el culo tengo flores.
Vale, lo siento, llevo una semana sin salir de la habitación gracias a los malditos exámenes y y tengo el cerebro que me hace efecto Doppler, lo siento, vuelvo a empezar:
Estoy orgulloso de haber conseguido sobrevivir a la transición bloggera que me ha acompañado durante los últimos (creo) 3 años. Y también me enorgullece decir que esta versión 3.0 de Bamf! es la mejor de todas, con la que más cómodo me encuentro, y que espero que dure por muchos años.
Si, porque para los que no lo sepais, 50 actualizaciones os parecerán pocas, y de hecho, lo son, pero esto es sólo la madurez de una etapa bloggera de la que puedo decir que estoy TRISTEMENTE DECEPCIONADO. ¿Que por qué?
Porque mi primer blog era un remedo de intentos de suicidio, relatos emo-sentimentales, y cada vez que leo algo de aquella época tengo que morder un palo, gritar cubriéndome la cara con una almohada, o pegarle un puñetazo a la puerta de algún baño (acabas aprenciendo lo básico sobre la ebanistería cuando descubres que hay puertas fáciles de atravesar, y otras que, en cambio, te hacen pupa).
Mi segundo blog estaba muy bien, le tenía cariño, me gustaba el diseño, no me desagradaban las cosas que había escrito, pero me encontraba en una época de cambio y...
...que narices, ese blog me encantaba, lo que pasa es que un día llegué y 20six había muerto, así que tuve que volver a empezar.
Así que considero este blog como lo definitivo (por la boca muere el pez, lo aviso) aunque por desgracia el resto del mundo no opina lo mismo, MALDITOS DESAGRADECIDOS Y VAGOS, que no tenéis la decencia de dejar un comment chiquitico cuando pasais por aquí... En fín.
No me gustan los propósitos de año nuevo porque me parece que están fuera de lugar, sin enbargo, me gusta hacer propósitos cuando esto funciona. No por decir esto voy a empezar a actualizar regularmente, algo que nunca he conseguido hacer, pero por lo menos me propongo seguir con éste ritmo, y escribir mucho, en la medida de lo posible (hey chicos, la vida de una super-estrella no permite mucho tiempo libre, ya sabéis a lo que me refiero).
Y ahora vamos a lo friki:
¡¡¡VED SCRUBS, OS LO ORDENO!!!
Las razones son simples: es la serie más optimista, buenrollera, y descojonante que he visto en tiempo. De hecho, en mi ranking de series favoritas se está acercando peligrosamente y a velocidad de colisión hacia Prison Break. No creo que la supere porque Prison significa mucho para mí, pero... digamos que Prison Break potencia mi parte dramática y cinematográfica ("Maldita sea Joe, tendré que matarte") y Scrubs afecta a mi vida de una forma más realista.
Os juro que enseña más valores que Pokemon y Digimon juntas. Y que descojone.

Quiero que sepais que esta mujer es el nuevo amor de mi vida.

No sólo estoy enamorado de Elliot (Sarah Chalke) por hiperpreciosa (me había olvidado de Olivia Wilde porque "Los hermanos Donnelly" ya ha terminado, aunque ahora que vuelve a salir en House... ¿duelo de titanes?) y por sus gestos, sino que esta serie no tiene el típico protagonista de "soy protagonista porque sí, amadme", no. El protagonismo se divide entre los 7 u 8 personajes centrales, cada uno con sus cosicas (no os voy a hablar del Conserje o del Doctor Cox, los dos mejores personajes de la serie, porque es inexplicable, sólo es posible entenderlo al verles y oirles). Pero el protagonista, JD es Zach Braff, y eso es harina de otro costal.

Zack Braff alias "soy buen actor", alias "soy buen guionista", alias "soy buen director", alias "soy buenrollero", alias "he dirigido, guionizado y protagonizado una de las pocas comedias románticas que vale la pena de los últimos años, y he conseguido que Natalie Portman fuera más adorable de lo que ya es, si cabe".

Os haceis una idea, ¿no? (Por cierto, la película a la que me refiero es "Algo en común (Garden State)".

VEDLA


Mi otro motivo de alegría y alboroto no es necesariamente un perrito piloto. Es la alegría-de-mi-vida-terroncito-de-azucar-cosa-adorable-con-patas.
Se llama Scofield, es un experto en fugas, y es un conejo.

No me juzgueis, estamos en exámenes, además... ¡Fue idea de Rafa!

lunes, enero 28, 2008

Motivos por los que amar a Manuela Velasco

La muchacha ya me caía bien cuando presentaba Los 40 Principales. Era maja. Qué decir... Por lo menos no iba de diva como todos los demás. Además, podría ser peor, gracias a Dios no le dió por gesticular como si se estuviera ahogando en una piscina.

(Como a los demás).
Un motivo para amarla: parece buena chica.
Otro motivo: en REC estuvo bien, ¿no? (Reconozco que no la he visto, y que tampoco me corre prisa).
Pero, ¿habéis leido/visto alguna entrevista o reportaje de los premios Goya en la que salga ella?
Si tenéis la oportunidad de verla, fijaos en un detalle:
¡Está que no se lo cree! Está en una nube, tiene una cara radiante y una sonrisaca de 50X120 como si estuviera pensando "Virgen María, y yo que antes de actriz me quería meter a panadera..."
Da gusto verle, no como a estos actores veteranísimos de los Goya (y no por eso BUENOS actores) que aparecen con el semblante serio y con esa actitud de "yo esto ya me lo se. Chico, traeme un ron-cola y rapidito, que soy un Reputado Actor".
Que sonrisa tiene, como se nota que está feliz, y a gusto con su carrera. Puedo decir, sin miedo a equivocarme, que Le Cabe Una Sandía Por El Culo.

"¡¡¡MADRE MÍA!!! ¡¡¡Que además la cena es gratis!!!"

Oh Dios mío, mientras escribía esto he descubierto (Wikipedia Amamus) que la muchacha es sobrina de Concha Velasco. Bendita ironía Manuela, has perdido puntos.

AGH.

jueves, enero 10, 2008

Capítulo 6: Sospechosos habituales

-...Y eso es lo que pasó, nada más y nada menos. No deja de sorprenderme como, hoy en día, la gente puede tomarse las cosas tan a la ligera. Yo, si he de serle sincero, he de reconocer que, ja ja ja, soy de ese tipo de personas que confía en la gente. Y estas cosas hay que decirlas así, sin modestia ninguna, porque, ante todo, la sinceridad me parece una cualidad que, poco a poco, se va perdiendo, pero... ¿por dónde iba? Ah si, ja ja, perdónenme, se me va el santo al cielo. Mis amigos siempre dicen que se me da mucho mejor hablar que pensar, que lo hago con mucha más soltura, ¿pueden creérselo? Bueno, como les iba diciendo, las cosas no deben tomarse a la ligera, Todo el mundo, y aquí, en mi modesta opinión, creo que estarán de acuerdo conmigo, todo el mundo, como digo, puede tener un mal día. Son cosas que pasan. Y, ¿saben qué? Yo creo que ese es el problema, un mal día. Yo creo que, si hubiera tenido más tiempo, porque la verdad, todo sucedió muy rápido, les digo que, si hubiera tenido más tiempo, todo habría quedado aclarado en un santiamén, porque los problemas se resuelven hablando, y seguro que, aunque personalmente esta charla me está pareciendo muy agradable, no les estaría haciendo perder el tiempo ahora, ¿no creen?
Estanislao esperó expectante, como un perro esperaría la aprobación de su amo por haber defecado en la alfombra, la respuesta de alguno de los policías.
Hacía un par de horas que había salido del hospital, escondiéndose de su novia, escoltado por dos agentes que le condujeron hacia la jefatura de policía, donde debía tener una entrevista con el comisario.
Tardaron 20 minutos en llevarle hasta allí, y la siguiente hora y cuarenta minutos los pasó hablando.
El despacho ofrecía un aspecto desolador.
El Agente Número Uno se había sentado a la izquierda de la mesa del comisario, y su cabeza reposaba en su superficie, cubierta por sus brazos. No se movía.
El Agente Número Dos miraba por la ventana, de espaldas a la escena, apoyando un brazo y la frente en el cristal. Parecía tranquilo y sereno. Una lágrima se deslizaba por su mejilla.
El comisario trataba de encenderse el tercer cigarrillo.
Sin haberse quitado de la boca los dos anteriores.
Aún exponiéndose a que Estanislao volviera a abrir la boca, el comisario decidió que debía seguir haciendo su trabajo, que consistía (a grandes rasgos) en proteger al inocente. Por mucho que deseara estrangular con su propia corbata al "inocente" que estaba frente a él. Por desgracia, para poder protegerle, necesitaba seguir hablando con él.
Y sabía que si no decía nada, probablemente Estanislao volvería a hablar.
- Cañadas, haga el favor de soltar ese abrecartas. Acabará lastimando a alguien.
- Precisamente...- Murmuró cañadas, antes conocido como Agente Número Uno, con los ojos fuera de sus órbitas.
El comisario fingió no oírle.
- Vamos a ver, señor López... –Tragó saliva.- Está claro que no es usted consciente del peligro que corre, pero, ¿sabe qué? Me da igual. No me importa en absoluto, no pienso discutir con usted, ¿me entiende? Ahora mismo coge éste teléfono y llama a algún familiar o amigo que viva fuera de la ciudad, hace las maletas, y se marcha por temporadita. No serán más de dos o tres semanas, este asunto no parece muy complicado. Coge las maletas, y se va. ¿Está claro?
-Es que...-Comenzó Estanislao.
La camisa del comisario comenzaba a adquirir un tono ligeramente más oscuro.
-...mis padres murieron hace ya tiempo, y los familiares más cercanos se encuentran fuera del país...-Miró pensativo al techo- ahora que lo pienso, mis mejores amigos también. Ja ja, ¡qué casualidad!
El comisario sintió envidia por los amigos de Estanislao.
- Mire, le diré una cosa, antes de que empiece a contármelo todo sobre lo maravillosos que son sus amigos y lo fabulosa que fue su familia. No. Me. Importa. Créame, no me importa una mierda. Y por favor, alégrese, porque voy a intentar salvarle el culo, en vez de pegarle un tiro, que es lo que he estado planteándome la última hora.
-Pe...
-Que se calle. No hable. Es lo único que le pido. Por favor.
-Si yo...
-Mire. Último intento. Soy capaz, y estoy totalmente decidido a mandar toda mi carrera a la mierda cosiéndole a tiros como le vuelva a ver abrir la boca.-El comisario tenía una mirada serena. Tomó aire.- Ahora: ¿Va a colaborar y se va a estar calladito, o va a abrir la boca y vamos a salir perdiendo los dos(1)?
Los ojos del comisario no tenían expresión alguna ahora.
- Mmm-hm.- Estanislao asintió.
- Bien. Nos estamos entendiendo. ¿Conoce usted Lago del Oeste?
- ¿Mmm-hm?
Es una pequeña aldea de campesinos, a unos 50 kilómetros de aquí. Tenemos allí un piso franco, aislado, con buena seguridad... Creemos que, al menos de momento, no corre peligro. No le pondremos escolta. Simplemente deberá pasar unos días allí, mientras nosotros cerramos el caso. Como ya le dije, no se trata de nada muy difícil. Diga "Mmm-hm" si lo ha comprendido todo.
- Mmm-hm.
- Bien, bien. Siga así. Ahora le daré las llaves de la casa.- Abrió un cajón- y este papelito con la dirección. Vaya a por su coche, y vaya enseguida. No se preocupe por la ropa ni por la comida, allí encontrará lo necesario, y más teniendo en cuenta que será un periodo corto. Es lo que los americanos llamarían "protección de testigos", salvo que aquí no es tan común.
- Espero que esté todo claro y que este monólogo haya terminado.
- Yo...- trató de decir Estanislao.
- No, no, no. No lo estropee ahora, por favor. Lo nuestro no puede funcionar. Y ahora, se lo ruego, márchese de aquí antes de que me arrepienta de haberle salvado la vida.- Dijo esto susurrando, y luego con un ligero rechinar de dientes.
Estanislao se acercó cabizbajo a la puerta, la abrió, y antes de salir asomó la cabeza, con cara de mascota abandonada y dijo:
- Mmm-hm.

(1) Desde un punto de vista filosófico, hay quien diría que sólo Estanislao iba a salir perdiendo.

sábado, enero 05, 2008

¡Gracias Cuatro!

La televisión española lleva un par de años en alza, y de eso nos hemos dado cuenta todos.

Hemos podido comprobar como, gracias a Cuatro y a La Sexta, la programación ofertada iba siendo cada vez de mejor calidad, mayor entretenimiento, y principalmente, mayor aportación cultural, objetividad y, sobre todo en el caso de Cuatro, un buen diseño, que también ayuda hombre, que todo nos entra por los ojos...

Prison Break, Futurama, Se lo que hicisteis, House, Anatomía de Grey, Padre de Familia, Buenafuente, El Intermedio, Andrés Montes (es una categoría por sí mismo), el baloncesto, Crossing Jordan, Las Vegas, La Habitación Perdida... y un largo etcétera.

Pero como sabeis, éste es mi blog, y una entrada no puede limitarse a reseñar algo. Tengo que ir más allá. Y esta vez tengo que agradecer a Cuatro su programación matinal (si, esa que todos vemos despeinados, en pijama, y engullendo el tazón de Cola-Cao).

Emitieron Los Caballeros del Zodíaco, luego Dragon Ball...

Y lo más importante...

Hace unos días, a las 10:30 de la mañana, comenzaron a emitir:
¡¡Las OVA's de Dragon Ball!!

Para los que no esten familiarizados con el lenguaje otaku: OVA significa Original Video Animation, y comprende todos aquellos capítulos especiales y sobre todo películas que salieron directamente en vídeo para su venta, y que se mantienen (normalmente) al margen de la continuidad de la serie.

De hecho, algo que no sabía: según la Santa Wikipedia, realmente Dragon Ball tiene 13 películas y 1 OVA, así que no se que pensar... Me informaré más en adelante.

En el caso de las películas/OVA's de esta serie, su principal utilidad (salvo la peli de Bardock, la de "Gohan y Trunks: Un futuro diferente" y "100 años después") es mostrar nuevos villanos, algunos de ellos mu majos, por cierto.

Es que Janemba me encanta.

He aquí Janemba, alias "polla con cebolla".

Hasta ahora he visto "Los mejores rivales" el miércoles (en la que se presenta a Cooler, el hermano de Freezer), "Guerreros de fuerza ilimitada" el jueves (en la que Cooler se fusiona con un satélite inteligente y se hace medio androide), "Los tres grandes Super Saiyans" el viernes (cuando aparecen los androides A-13, A-14 y A-15) y "Estalla el duelo" hoy sábado (la priimera aparición de Broly).

Mañana debe tocar la de Boujack, supongo... ¡Mola!

PS: En la siguiente actualización, el Capítulo 6, lo juro, que ya está escrito a ordenador.