miércoles, enero 30, 2008

¡Feliz 50 no-cumpleaños!

Que emoción, que emoción, no se que decir... (y por eso esta actualización va a ser una auténtica basura).
Señoras, señores, en el culo tengo flores.
Vale, lo siento, llevo una semana sin salir de la habitación gracias a los malditos exámenes y y tengo el cerebro que me hace efecto Doppler, lo siento, vuelvo a empezar:
Estoy orgulloso de haber conseguido sobrevivir a la transición bloggera que me ha acompañado durante los últimos (creo) 3 años. Y también me enorgullece decir que esta versión 3.0 de Bamf! es la mejor de todas, con la que más cómodo me encuentro, y que espero que dure por muchos años.
Si, porque para los que no lo sepais, 50 actualizaciones os parecerán pocas, y de hecho, lo son, pero esto es sólo la madurez de una etapa bloggera de la que puedo decir que estoy TRISTEMENTE DECEPCIONADO. ¿Que por qué?
Porque mi primer blog era un remedo de intentos de suicidio, relatos emo-sentimentales, y cada vez que leo algo de aquella época tengo que morder un palo, gritar cubriéndome la cara con una almohada, o pegarle un puñetazo a la puerta de algún baño (acabas aprenciendo lo básico sobre la ebanistería cuando descubres que hay puertas fáciles de atravesar, y otras que, en cambio, te hacen pupa).
Mi segundo blog estaba muy bien, le tenía cariño, me gustaba el diseño, no me desagradaban las cosas que había escrito, pero me encontraba en una época de cambio y...
...que narices, ese blog me encantaba, lo que pasa es que un día llegué y 20six había muerto, así que tuve que volver a empezar.
Así que considero este blog como lo definitivo (por la boca muere el pez, lo aviso) aunque por desgracia el resto del mundo no opina lo mismo, MALDITOS DESAGRADECIDOS Y VAGOS, que no tenéis la decencia de dejar un comment chiquitico cuando pasais por aquí... En fín.
No me gustan los propósitos de año nuevo porque me parece que están fuera de lugar, sin enbargo, me gusta hacer propósitos cuando esto funciona. No por decir esto voy a empezar a actualizar regularmente, algo que nunca he conseguido hacer, pero por lo menos me propongo seguir con éste ritmo, y escribir mucho, en la medida de lo posible (hey chicos, la vida de una super-estrella no permite mucho tiempo libre, ya sabéis a lo que me refiero).
Y ahora vamos a lo friki:
¡¡¡VED SCRUBS, OS LO ORDENO!!!
Las razones son simples: es la serie más optimista, buenrollera, y descojonante que he visto en tiempo. De hecho, en mi ranking de series favoritas se está acercando peligrosamente y a velocidad de colisión hacia Prison Break. No creo que la supere porque Prison significa mucho para mí, pero... digamos que Prison Break potencia mi parte dramática y cinematográfica ("Maldita sea Joe, tendré que matarte") y Scrubs afecta a mi vida de una forma más realista.
Os juro que enseña más valores que Pokemon y Digimon juntas. Y que descojone.

Quiero que sepais que esta mujer es el nuevo amor de mi vida.

No sólo estoy enamorado de Elliot (Sarah Chalke) por hiperpreciosa (me había olvidado de Olivia Wilde porque "Los hermanos Donnelly" ya ha terminado, aunque ahora que vuelve a salir en House... ¿duelo de titanes?) y por sus gestos, sino que esta serie no tiene el típico protagonista de "soy protagonista porque sí, amadme", no. El protagonismo se divide entre los 7 u 8 personajes centrales, cada uno con sus cosicas (no os voy a hablar del Conserje o del Doctor Cox, los dos mejores personajes de la serie, porque es inexplicable, sólo es posible entenderlo al verles y oirles). Pero el protagonista, JD es Zach Braff, y eso es harina de otro costal.

Zack Braff alias "soy buen actor", alias "soy buen guionista", alias "soy buen director", alias "soy buenrollero", alias "he dirigido, guionizado y protagonizado una de las pocas comedias románticas que vale la pena de los últimos años, y he conseguido que Natalie Portman fuera más adorable de lo que ya es, si cabe".

Os haceis una idea, ¿no? (Por cierto, la película a la que me refiero es "Algo en común (Garden State)".

VEDLA


Mi otro motivo de alegría y alboroto no es necesariamente un perrito piloto. Es la alegría-de-mi-vida-terroncito-de-azucar-cosa-adorable-con-patas.
Se llama Scofield, es un experto en fugas, y es un conejo.

No me juzgueis, estamos en exámenes, además... ¡Fue idea de Rafa!

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

ña!!!

Yo esperaba crueldad (intolerable)yo ya estaba preparada para el descuartizamiento del alma y los habitos de la gente que te rodea...



...me has decepcionado profundamente...



vas a hacer un tambor de tus escrotos lo sabias?

6:23 p. m.  
Blogger Bamf! said...

Queridos Blogespectadores:

No me hago responsable de las opiniones vertidas en mi blog, principalmente de las que no entiendo y ni siquiera se de quien son.

Que tenga un próspero día.

^_^

8:16 p. m.  
Blogger Bamf! said...

Por cierto, los hombres sólo tenemos un escroto.

8:17 p. m.  
Anonymous elvi said...

Jajajaj, lo siento, no puedo decir más

1:12 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home