domingo, febrero 03, 2008

Cloverfield

Ayer hice hecho el que fue técnicamente mi último examen. No sólo eso, sino que además me habían dado mi primera nota, un 7,8. Estaba contento, no tenía nada que hacer y estaba descansado porque llevaba todo el día durmiendo. Además, ¿sabéis qué? Ayer era carnaval, así que en Alicante iba a haber en un ratete un millón de personas disfrazadas y desfasadas dispuestas a darlo todo por la fiesta. Así que la solución era obvia...

Me fui al cine.
Si, hay quien dice que me estoy volviendo un abuelo, que no salgo, que bla bla bla... Y en gran parte es cierto, pero también creo que debes hacer lo que te apetece cuando te apetece, haga lo que haga la gente. Si todo el mundo sale y a ti te apetece dormir, duerme, y viceversa.
La cosa es que hace tiempo decidí ir al cine exclusivamente a ver películas con efectos especiales que merezcan el paseo al centro comercial, o como mucho, películas que tengan una gran contenido friki. No me gusta ir al cine para ver una peli "de conversación", un drama, un thriller, una comedia... Lo siento, pero necesito ver ese tipo de películas en una ordenador, o a poder ser, en el sofá de mi casa, yendo al baño cuando lo necesite, modulando el volúmen a mi antojo, rebobinando cuando no oiga bien algo... son películas con una mayor carga introspectiva, y oye, me gusta vivirlas sólo, o pudiendo elegir la compañia.
Para ver las películas de este tipo me gusta tener cuidado con quien voy, porque o vas con flipaos que sólo ven cine de acción, tiros y explosones, con los que te esperan frases como "¡¡NeneNeneNene, qui guapoooooo!!", o bien culturetas del cine que sólo soportan cine de autor turco-chipiriota, con los que debes esperar frases como "por Dios, vaya mierda de película"... ¡¡¡Joder, yo sólo quiero ver la peli, entretenerme un ratete... No voy a hablar de los energúmenos que puedes encontrar en el cine, porque esto no acabaría nunca. (Inciso: ayer fue sido una excepción, durante y tras la película no se oyó ni un alma).
Me mola ver en cine las películas que tienen unos efectos especiales dignos de ver en pantalla grande, vease Transformers, Sin City, o, por qué no, Cloverfield (me niego a llamarla 'Monstruoso'). Es mejor para apreciar más la imagen, y además, gracias a la capacidad de las salas actuales para perforarte los tímpanos hasta la hemorragia, te metes perfectamente en la historia. Si un personaje le dispara a otro, tu probablemente pienses que alguien te acaba de perforar la nuca con un taladro. Pero tiene su encanto.

Pues Cloverfield tiene una alta carga friki y además efectos especiales, ¿que más pedir para ir al cine?

Antes que nada, un comentario dirigido sobre todo a mis hermanas. No voy a decir si la película me gustó o no me gustó, pero no porque me moleste que digan que me gustan todas las películas que veo, sino porque me fastidia. Tienen razón.
Cloverfield es una película que puede definirse en 5 ideas:


Cloverdield = tensión constante + momento gore + ¿y el monstruo? + final previsible + estómago revuelto

Tensión constante: El objetivo de una película, a grandes rasgos, es parecer creíble, ¿no? Que en menor o mayor medida te metas en la historia. No hasta el punto de gritar en medio de la sala "¡¡cuidao con el chino, que lleva una pipa!!" pero al menos, llegar a alcanzar cierto grado de complicidad con los personajes. Pues yo en la película lo pasé mal, me agobié. No un agobio de revolverte en la silla, sino un agobio que te hace no mirar para ningún lado que no sea la pantalla durante la hora y pico que dura la proyección. De hecho, no dije ni una palabra durante la película, algo poco normal en mí (el único comentario que hice fue cuando al principio de la película sonó "The underdog" de Spoon, te-ma-zo) porque estaba metidísimo en la película.

Os juro que estaba tan tenso que podría haber cascado nueces con el ombligo.

Pero lo curioso es que no era un tensión de mierda-seguro-que-ahora-viene-un-susto, sino que sufría por las decisiones que tomaban los personajes, y ver las putadas que les ocurren. Y ninguno de esos momentos de tensión era "de susto" tipo REC. Me gustó que en vez de pensar "mierda, mierda, mierda, esto está demasiado tranquilo, algo va a pasar..." pensara "mierda, mierda, mierda, no hagais eso, va a salir mal, va a salir mal..." pero no pasaba nada. Absolutamente nada. Y lo has pasado mal porque sí.

Punto a favor para Cloverfield.

Momento gore: Cloverfield no es una película de asco, ni de susto, ni de muertes (aunque hay muertes, claro). Y por supuesto, ni siquiera el momento más asqueroso de la película es asqueroso, porque lo dejan a la imaginación. Voy a explicarme.

En la película, todo pasa muy rápido, la cámara tiembla mucho, y no hace planos fijos durante mucho tiempo, lo que nos crea una sensación constante de ¿¡qué era ESO!? El "momento gore" es así. Sólo se ven dos sombras durante apenas un segundo. Nada más. De hecho, cuando le pregunté a la persona que venía conmigo que qué había visto el, me dijo algo distinto a lo que yo pensaba.

Si has visto muchas películas de ciencia ficción, y en este momento estoy pensando en "Alien", "Slug, muerte viscosa" y cualquier película en la que respeten la veradera transformación de los hombres-lobo, os pasará lo mismo que a mí: no sabréis lo que habéis visto, pero os lo imaginaréis. Y la imaginación puede dar mucho más asco que la realidad, sobre todo si tienes mucha.

Supongo que por no ser una película explícita, es un punto a favor, pero a mi me dió ganas de vomitar, punto en contra.

¿Y el monstruo?: Chapeau. Bravo. Era la forma más fácil de cagarla en la película, y realmente estoy sorprendido. No han recurrido al recurso fácil de convertir al monstruo en una estrella, en el protagonista de la película. Y venga primeros planos, y venga. Pues no.

Lo primero, nunca se ve el monstruo entero en la película, y eso se agradece. Un poquito de misterio. Las películas que agobian, las que dan miedo, son aquellas en las que no se ve, o sólo se intuye levemente al monstruo/malo de turno. Se nos ofrecen imágenes de distintas partes del cuerpo del monstruo, y nosotros las unimos en nuestra cabecita. De hecho, en el único primer (primerísimo) plano de la criatura, ni siquiera entiendes bien su cuerpo. Yo dije "vale, esa es su cara, pero... ¿qué es lo demás?". Por cierto, puntazo increíble: la criatura mola. Pensaba que era obvio que iba a ser horrible... pero oye, a mi me gustó mucho, punto a favor.

En cuanto a los parásitos... Vamos a ver. Desde un punto de vista biológico, me parece creíble y lógico (no quiero dar más detalles) pero... ¿era necesario? No. Rotundamente no. Los parásitos son la mayor sobrada de la película. Sólo sirven para crear esa atmósfera de miedo directo que tienen las películas de terror con mosntruos. Y esta película estaba bien como película de catástrofe natural, más que de terror.

Puntazo en contra.

Final previsible: Los últimos 10 minutos de películas son son obvios. Se veían venir. Es más, podría haber adivinado plano por plano lo que iba a suceder. Esto, siguiendo la mitología de las películas de zombis, me parece digno de respeto. Estas películas DEBEN acabar así. Es como una norma no escrita.

¿El problema? Señores, esta no es una película de zombis. ¿Por qué todas las películas de ciencia ficción catastróficas terminan igual? Venga ya. Punto en contra.

Estómago revuelto: Creo que es por la mezcla de la tensión constante con los mareantes movimientos de cámara, pero cuando acabas la película, tienes unas ganas de vomitar que lo flipas. Cómo dijo mi amigo: "vas al cine a relajarte, y sales peor". Ahora entiendo por qué durante los créditos finales, nadie en el cine dijo una sola palabra en toda la sala. Quiero pensar que todos estábamos hermanados por la incomodidad estomacal. Más tarde me enteré de que en algunas salas que habían proyectado Cloverfield, la gente salía a mitad de la película a vomitar y que, aún es más, en los cines americanos colgaban un cartel advirtiendo que la película podía causar los efectos de mareo similares a los de una montaña rusa.

Punto a favor, lo que busco en una película es que no me deje indiferente.

Hablaría de la importancia que tiene el hecho de que la película de mayor importancia en muchos momentos al género "drama" que al género "ciencia-ficción" o "terror" o "acción" (algo curioso y que se agradece) pero prefiero dejarle esa tarea al señor Nacho Vigalondo (autor de los cortos "7:35 de la mañana", "Cambiar el mundo", "Choque" y pronto su primer largo, "Los Cronocrímenes") que sabe mucho más de cine que yo, y que además parece ser muy fan de las películas de serie B. Soy adicto a su blog, dónde cuenta sus andanzas en los U.S.A. Aquí, si queréis más info: http://blogs.elpais.com/nachovigalondo/index.html

Una útima cosa: llevábamos mucho tiempo esperando una película decente o mítica de ciencia-ficción, monstruos... es decir, un "Alien", un "Depredador", un "Jurassic Park"... Se agradece una de estas pelis frikis de vez en cuando (ahora mismo sólo me vienen a la cabeza "Cloverfield" y "Transformers", fíjate...).

4 Comments:

Anonymous elvi said...

Jajaja, me alegro que hayas echo esa alusión a nosotras, asi me ahorras decirte lo que tu ya sabes...eso sí, prefiero no opinar sobre ella hasta que la vea (descargada de internet of course).
No como tú que siempre dices "esa peli es una mierrrdaaaaa!!" antes de verla. muases.

11:36 a. m.  
Blogger Bamf! said...

Eres persona non grata en este blog... ¬¬

Por cierto... ¡Ve Scrubs!

El viernes nos vemos. MUAAA!

12:56 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Agus, me parece MUY GORE lo del Ministerio de Justicia.... aunque... con un poco de suerte vienen a por tí y te llevan a algún sitio muy lejos de aquí, con ratas y todo, fíjate tú...

me encanta la amistad post-parejil..


xDDDDDDD

muaakk

1:39 p. m.  
Blogger robgordon said...

Lo prometido es deuda...

te escribo lo mismo que he puesto sobre "Cloverfield" en mi fotolog;

Cloverfield = cagarruta de la buena

Un grupo de pijos con poco seso que discuten por cosas de crios de instituto ven como un bichaco llega a Nueva York cuando están de botellon y uno de ellos (el más corky), en lugar de salvar el pellejo en una situación así lo decide grabar todo con la cámara de video. El guapin de turno se da en cuenta entonces de lo mucho que quiere a su novia (también pija y que vive en una chabola de nada enfrente de central park )y se le ocurre la feliz idea de ir a salvarla pa hacerse el machote, y el resto, como de listos tienen poco, se van detrás de él, aunque la pija les importa menos que a Luis Aragones, Raúl. Y después, tras un par de escenotas que ya te sabes, acaba la peli.

7:32 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home